Viajando 22 años en mi pasado: El 1er. Gran Festival Calasancio

Dejemos un rato mi vida familiar de lado y volvamos al Calasanz. Lo cierto es que tengo mucho que agradecer a los curas y mis profesores por preocuparse porque de verdad estudiásemos.  En mi caso eso era muy bueno porque, como ya os conté, sólo me preocupaba por sacar buenas notas en las materias que[…]

Viajando 22 años en mi pasado: Facetas familiares

Como os comente en la entrada anterior acerca de mis visitas vacacionales, la razón principal era ver a mi familia. Como a todos gran parte de mi vida fue moldeada por mis padres; desde la forma de sonreír o pelearme hasta mi actitud ante los problemas que la vida te deja caer de vez en[…]

last comments
Juandiegov
Juandiegov

¿Cómo te acuerdas de tantas cosas? ¿Y de dónde sacaste esas fotos? Muy bueno el artículo.
Santiago Valverde
Santiago Valverde

Pues yo siempre he credo que casi no me acuerdo de nada. Si le pregunto a Alejandro se acuerda con…

Viajando 22 años en mi pasado: La universidad de Carabobo

La verdad es que disfrute un montón los dos años que estuve en el Calasanz, lo pase muy bien con mis amigos y mis amigas, pero todo termina. Bueno, más o menos. Después de graduarme seguía con todas mis dudas acerca de cual carrera escoger, me gustaba todo lo analítico, y los resultados que obtuve[…]

last comments
Ivonne
Ivonne

que tiempos aquellos Santi! te agradezco enormemente éstas fotos y los recuerdos revividos con ellas!
Santiago Valverde
Santiago Valverde

Sí, definitivamente una gran época. Un abrazo enorme para ti Ivonne.

Viajando 22 años en mi pasado: La Diablisima

Antes hablaba del amor platónico, que es muy importante, pero hay otro elemento femenino de nuestra adolescencia que nos marca: la amiga. Creo que todos hemos tenido una gran amiga, o en el caso de las chicas, un gran amigo, aunque muchas personas dirían que es físicamente imposible. Lo cierto es que algunas de las[…]

Viajando 22 años en mi pasado: Jugando al escondite

Fuera de la escuela y los amigos, siempre hay algo muy importante en nuestras vidas adolescentes: el amor platónico e inalcanzable. En mi caso era una de las sobrinas del padrino de mi hermana, el señor Rosales. Suena un poco complicado así, de modo que diré que eran vecinas para simplificar. No sé quien creía[…]

Viajando 22 años en mi pasado: Un ojo de buey fue la entrada al Calasanz

Como sabéis soy Carlos Santiago Valverde Duran, aunque prefiero que obvien el Carlos, he vivido en muchos países, uno de ellos Venezuela, y he decidido regalaros con un viaje a mi pasado, para ser precisos, a 22 años de distancia en mi pasado. [Comienza a sonar la versión de “A Little Help from My Friends”[…]