De Blade Runner 2049, ovejas eléctricas y Ghost in the Shell

Blame Runner 2049 es una de las mejores películas que visto en lo que va de siglo. Sin embargo, su ritmo lento y sus casi tres horas de metraje no son para todo el mundo.

En mi caso estaba extasiado con las escenas del vehículo planeando sobre las ciudades y paisajes distópicos. Esas secuencias les recordaran a muchos a la película Solaris (1972) de el increíble director ruso Andréi Tarkovski.

Realmente fue una sorpresa entrar al cine y encontrarme una cinta así. Estamos hablando de una obra que recibió un presupuesto semejante a los últimos estrenos de superhéroes (150 millones, prácticamente lo mismo que Wonder Woman), pero que es en todos los sentidos la antítesis de estas mismas. Aquí no hay violencia gratuita. Y cuando ocurre es brutal y precisa. Lo mismo se puede decir con las secuencias de acción o el humor. Todo lo que aparece tiene un sentido preciso en la narrativa.

 Blade Runner 2049
image-2049
Blade Runner 2049

Aunque creo que el director Denis Villeneuve (Arrival, Sicario), podría haber espolvoreado la película con alguna que otra escena de acción. Yo mismo, que amo este tipo de cine, llegando el final de la cinta sentía ya cierta ansiedad por ver el desenlace. faltando una media hora para el final los sonidos ominosos de las máquinas voladoras anunciando otra secuencia paisajística terminaron convirtiéndose en el gatillo de los murmullos y quejas de los espectadores. Y es que en una película tan larga parte del público termina exhausto de las escenas contemplativas que abundan en la película.

Otra cosa que me molestó, aunque no es muy importante, es que le diesen tanta publicidad la presencia de Harrison Ford cuando en realidad prácticamente no aparece en el 80% de la película (y creo que me quedo corto). Sin embargo, el momento en que él aparece es el preciso y cumple perfectamente su labor al servicio de la trama.

Ana de Armas, Blade Runner 2049
image-2050
Ana de Armas, Blade Runner 2049.

Por otro lado me encantó el trabajo que hizo Ryan Gosling (Driver, La La Land)y Ana de armas (El Internado, War Dogs) en sus respectivos papeles de K y Joi. No solo por su actuación, si no porque sus personajes me parecieron mucho más cercanos al cuento corto de Philips K. Dick “Sueñan los Androides con ovejas eléctricas”, que la adaptación que hizo Ridley Scott en su Blade Runner. En ambas películas se mantiene esa atmósfera de cine Noir pero en esta última me parece que está mejor retratada la parte de ficción científica que se aborda en el relato corto en que se basan.

De hecho creo que esta nueva versión de Blade Runner representa mucho mejor los dilemas que se planteaban originalmente en Ghost in The Shell (Mamoru Oshii,1995) que la bazofia que terminó apareciendo en nuestras pantallas este año. En la película de animación japonesa el tema central era ‘qué nos define como seres humanos’, y a mí parecer esta nueva película expresa fantásticamente ese dilema. Fíjense en la relación que mantienen K y Joi o Luv y Wallace.

Pero no solo la historia me encanto, si no también la increíble belleza cinematográfica. Ahí tenemos que agradecer el trabajo de Roger Deakins (Que estoy seguro que por fin con esta se va a ganar el Oscar), quien ya trabajó en el pasado con el director Denis Villeneuve en su film Sicario. Cada fotograma de esta película fácilmente podría ser una obra de arte, retratando de una forma realmente bella un mundo que agoniza a pesar de poseer el poder divino de la creación de vida.

Blade Runner 2049
image-2051
Blade Runner 2049

Otra cosa que me gustó muchísimo de esta película es que la historia se cuenta a través de imágenes. Es algo que a uno le enseñan en la academia: si lo puedes decir con una imagen no lo digas con el diálogo. Así es como están mayormente narradas las diferentes tramas de esta película. Claro que hay un peligro con esto, y es que el espectador actual tiende a distraerse fácilmente y con ello también puede perder de vista un montón de claves que permiten ir comprendiendo lo que ocurre en la pantalla.

Por último, les aconsejo encarecidamente que vean la primera película de Blade Runner antes de ver esta secuela. Porque en esta película no pierden el tiempo soltando soliloquios explicando toda la historia anterior, así que quien no tenga ni idea de lo que se contaba en la anterior cinta seguramente no va a entender varias escenas que aparecen en esta.

¿Estas de acuerdo con mi comparación de Blade Runner 2049 con GitS? ¿Te parece más fiel al relato corto de Philips K. Dick la última o la primera película?

Blade Runner 2049 (2017)
  • Duración:164 minutos

VN:F [1.9.22_1171]
valora esta entrada y deja tu comentario
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
De Blade Runner 2049, ovejas eléctricas y Ghost in the Shell, 9.0 out of 10 based on 1 rating
No Comments - Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*