Doctor Strange (Scott Derrickson, 2016) [crítica y análisis]

En un año en el que otras cinco películas basadas en cómics (Deadpool, X-MEN: Apocalypse, Batman v Superman: Dawn of Justice, etc.) han pasado por cartelera, supongo que lograr que Doctor Strange sea diferente a las demás sería una toda una hazaña para los Estudios Marvel. Y sin embargo ¡lo lograron!

¿De que trata? Pues en resumen, Benedict Cumberbatch interpreta aquí a un neurocirujano obstinado y egoísta, cuya tragedia personal lo lleva a unirse a una legión de místicos y aprender las complejidades de sus artes. Y aunque los fans de la serie Sherlock dirán lo contrario, este es el personaje que él nació para interpretar.

En el capitulo de la actuación, se pueden decir cosas muy positivas acerca de Tilda Swinton y Mads Mikkelsen, quienes viven sus personajes como si ni siquiera estuvieran haciendo un papel. Rachel McAdams y Benedict Wong también son geniales, pero como muchos de los personajes más secundarios de Marvel, simplemente no consiguen suficiente tiempo en pantalla.

Es una pena que Marbel no trabaje más en darle profundidad sus personajes, en especial al ver que consiguen tan buenos actores para una película. Esto es algo muy notorio cuando hablamos de sus personajes secundarios, sobre todo los villanos. A veces casi raya en el desperdicio de talento cuando ves los esfuerzos que los actores y el resto del equipo dedican para lograr los mejores resultados.

Por ejemplo tenemos al director Scott Derrickson, quien gastó su propio dinero en crear una vídeo maqueta que mostró a Marvel para convencerles de que lo eligieran. Por otro lado tenemos al protagonista, Benedict Cumberbatch, quien para prepararse para su personaje se fue de voluntario durante un año a un monasterio budista (como profesor de inglés), para así estar más cerca de un ambiente místico y poder empaparse de el para su personaje.

Aún así, todo ese esfuerzo se nota en el resultado. Tal como digo en el vlog, el villano de esta película gana muchísimo gracias a la capacidad actoral de Mads Mikkelsen.

Ya para terminar, quiero dejar constancia de que me encantó como Doctor Strange derrota al super malo de la película. Y es que lo hace no a través de su superioridad de poder, sino precisamente utilizando aquello que más le humilla y le duele al protagonista. Excelente batalla final.

Cuéntenme ustedes lo que opinan de esta nueva versión del Hechicero supremo.

VN:F [1.9.22_1171]
valora esta entrada y deja tu comentario
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
No Comments - Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*