¿Eres un chico? ¿Qué tal una muñeca por navidad?

En la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (del semidiós Philip K. Dick) nos encontramos con el dilema de un cazador de bonificaciones, Rick Deckard, después de “hacer el amor” con una androide, Rachael, ¿Por quién siente más amor? ¿Por su cabra artificial, por la androide Rachael o por su mujer humana?

Hasta hace poco tal dilema era inimaginable, lo más cercano a un ser como Rachael eran las muñecas inflables, que muy lejos están de lograr nuestro amor con sus grotescas formas y su ridículo mechón de pelo.

Pero hoy en día ya existen muñecas sexuales hiper-realistas. Tan realistas que con buscar un poco en la Red encontraremos fetichistas que declaran su amor por ellas y la poca falta que les hacen las mujeres que no contienen altísimas dosis de polímeros.

El anterior es un segmento del documental Love Me, Love My Doll.

En Japón, donde este fenómeno ha pegado con mayor fuerza, les llaman “Dutch Wives” (dicho “dachi waifu”, ??????) a estas humanoides de silicona. Allá existen más de una decena de fabricas de muñecas sexuales realistas, en occidente tenemos a las Real Dolls y su empresa hija las Boy Toy Dolls, entre las que encontraremos desde muñecas casi de trapo como las Novartok hasta las perfeccionistas LEVEL-D o las AI-DOLL. Una que llama la atención es la TROTTLA que posee un completo esqueleto interno que la dota de una movilidad casi humana, lo inquietante es que hayan escogido dotar a la muñeca de la apariencia de una niña de 12 años.

Trottla, esqueleto interno.
image-413
Trottla, esqueleto interno.

Ahora, en mi opinión, tiene uno que ser muy niño, fetichista y algo pervertido, para gastarse los 4700 euros (600 mil yen) que valen de media está clase de muñecas. Pero digamos que cumplimos todos los requisitos anteriores y además tenemos dinero como para aburrirnos, entonces podremos ir al sitio Web de 4 Woods o Orient Industry, para elegir entre el tipo de cuerpo que más nos guste, la cabeza, el color de pelo, ojos, etc.

Comprando una A.I. Doll en 4 Woods.
image-414
Comprando una A.I. Doll.

¡En algunos casos hasta nos dejan ponerle un tatuaje!

Terminado el proceso de crear a nuestra “compañera”, pagamos y la muñeca de nuestros sueños llegará a nuestra casa perfectamente embalada al poco tiempo, en una caja de 100cm × 100cm × 50cm y 36Kgs de peso. Si alguien muestra curiosidad por la voluminosa caja podemos decir que es un mini bar.

Para las chicas y chicos que prefieran un sumiso compañero masculino, lo podrán encontrar dentro de poco en el catalogo de Real Dolls. Tenían a un fornido Charlie pero lo han retirado, aunque siguen ofreciendo torsos y demás accesorios.

¿Y qué pasa con los infantiles, fetichistas y un poco pervertidos que no tengan dinero? Pues si viven en Japón están de enhorabuena, porque en las empresas AI Doll Japan y Fantasy Doll ofrecen el alquiler por unos 50 a 80 euros la hora, o 200 euros si eres un salvaje insaciable y la quieres tener toda la noche.

¿Qué no eres un poco pervertido, si no un depravado y medio? Pues Forest of Doll Taitanic también ofrece tríos, incluso cuartetos, con una muñeca y una aburrida humana.

Por cierto, dos datos interesantes:

  • Una de las muñecas de más éxito es Alice, una versión tipo manga de una joven adolescente.
  • El negocio de alquiler está teniendo tanto éxito que las prostitutas reales cada vez tienen menos trabajo.
Alice de Orient Industry.
image-415
Alice de Orient Industry.

Mensaje a las esposas que tengan a sus parejas en viaje de negocios hospedadas en Andoll o Imoto Tokidoki Moe; Tranquilas, vuestro marido no esta con otra mujer, al menos no con una de carne y hueso. El negocio de estas empresas es rentar habitaciones completamente equipadas: baño, cama, una amante de silicona.

Las dos horas cuesta unos 120 o 140 euros, lo que en japón es prácticamente lo mismo que costaría una cita con una prostituta. A pesar de que por ahora el éxito de este tipo de negocio es indiscutible, con unos 30 clientes diarios de todas las edades, también es muy probable que cuando pase la moda tengan que replantearse sus precios o…

Todos conocemos a los repetitivos pero simpáticos Furbys, las mascotas robot interactivas, pues ahora os presento a Paro.

Paro es una tierna cría de foca robot que puede simular a la perfección una forma de vida real. Su cuerpo cubierto de sensores y pequeños motores le permiten reaccionar a las caricias, palmadas, las palabras, etc., de un ser humano.

Fue creada en Japón, mira que casualidad, para prestar apoyo emocional a los ancianos que no lo podían recibir de sus familiares. Los resultados han sido tan buenos que desde su salida a la venta, en 2005, se han vendido más de 1000 unidades del juguete terapéutico. Por cierto, vale unos 3000 euros.

Os imagináis lo que ocurrirá cuando combinen las tecnologías de simulación de apariencia de muñecas como la A.I. Neo con las características de simulación de comportamiento e interactividad de la foca Paro.

Presentación de la novísima Actroid DER3. “Ella es una ginoide o, como algunos prefieren llamar a estos ingenios, una fembot. Las ginoides son robots antropomorfos con apariencia de mujer.

Actualmente un ingeniero alemán, Michael Harriman, está desarrollando y vendiendo una serie de muñecas semejantes a las Real Doll bajo la marca Andydroid, pero con la diferencia de que gimen con las caricias, la temperatura de su cuerpo sube durante la cópula, son capaces de dar tiernos besos y mueven sus caderas. Pues ya sólo falta que hablen.

¿Llegaras a enamorarte de tu robot de compañía?

VN:F [1.9.22_1171]
valora esta entrada y deja tu comentario
Rating: 8.3/10 (9 votes cast)
¿Eres un chico? ¿Qué tal una muñeca por navidad?, 8.3 out of 10 based on 9 ratings
7 Comments - Leave a comment
  1. Santiago:
    Muy interesante el artículo. Este tipo de acompañantes femeninas o masculinas pueden llegar a sustituir a prostitutas/os que se alquilan por media hora o una hora, pero dudo mucho que lleguen a sustituir a las novias/os, amantes/es, amigos/as sexuales y/o esposas/os. ¿Por qué?

    Porque el elemento clave en una relación sentimental y erótica es la libertad del otro. Algo que convierte a la relación en impredecible. Si el otro (en este caso muñeca o muñeco) carece totalmente de libre albedrío, porque es un programa informático (o mejor dicho robótico) con cuerpo de mujer o de hombre lo más normal es que pasada la novedad produzca aburrimiento.
    El problema será cuando estos androides se mezclen (de incógnito) con los Homo Sapiens y tengan programas informáticos que vayan variando sus pautas de respuestas y de comportamiento de un modo aparentemente imprevisible. Es decir, pautas que varíen con algún programa de números aleatorios o de fórmulas matemáticas que generen un fractal. Y este fractal en vez de traducirse a imágenes visuales, se traduzca a pautas de comportamientos. En ese momento podríamos estar perdidas las personas de carne y hueso. Tendríamos que competir en el cortejo, acompañamiento y satisfacción sexual con máquinas casi perfectas y entonces ¿qué pasaría?.

    Todos intentaríamos saber si la persona que acabamos de conocer es un Homo Sapiens o es un androide…Verdaderamente para reflexionar. Todo esto tiene, mirado con superficialidad un aspecto frívolo. Parece que va dedicado a pervertidos fetichistas. Pero mirado con profundidad y sabiendo que el futuro está aquí…es realmente inquietante.

    Un abrazo
    Ana

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 2 votes)
  2. Gracias Ana por tu comentario.

    Muy interesantes las ideas que planteas. Precisamente es la línea de pensamiento por la que divagaba mi pensamiento cuando recopile la información para escribirlo.

    Personalmente creo que una situación como la de Blade Runner, donde es casi imposible diferenciar los androides de los humanos, está todavía muy lejana en el tiempo. Pero si estoy de acuerdo contigo en que a medida que mejoren sus respuestas comportamentales muchas personas estarán dispuestas a engañarse a si mismas, aunque sea un poco, con tal de compartir algo de “amor seguro”.

    Un abrazo.

    Ciao.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Jhona dice:

    Hola a todos:
    Interantes planteos pero la verdad, hoy por hoy, la realidad es que la robotica esta muy lejos de crear esa “maquina perfecta” a la que tanto tememos, y que suelen aparecer en peliculas de ciencia ficcion.
    Japon es una cultura completamente diferente y si el negocio esta funcionando bien alla es por las pautas culturales que aca no entendemos.
    Muchos hombres desarrollan lazos sentimentales, pero son incapaces de relacionarse con una persona “real”. Especialmente por la timidez y lo estricta que puede llegar a ser la sociedad con ellos. Por eso, aprovechan la oportunidad de “comprar” ese amor del que carecen. Pero recordemos que tambien estan las parafilias sexuales de cada uno, y una demostracion de eso, son las publicaciones lolicon que abundan en el mercado y tienen tanto exito.
    Tambien parece ser que los Japoneses no soportan tener que lidiar con mujeres de carne y hueso y por lo tanto facilitan las cosas al poder “adquirir una amante que no lo cuestione” en nada y con la cual puede “hacer de todo”.
    Esta tendencia comenzo hace mucho tiempo atras con la explosion del fetichismo por los personajes “ideales” femeninos del anime.
    Incluso escuche que un tipo “se caso con un personaje de videojuego”.
    Ese encierro y falta de contacto es lo que determina el exito que tiene este negocio.
    Pasa por “estas dispuesto a soportar una relacion con una mujer real, o tines problemas para relacionarte y prefieres una muñeca que te haga feliz?”

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
    • Un saludo Jhona.
      Muy cierto lo que dices, también muy bien expuesto. Sin embargo, no creo que en occidente estemos vacunados contra el complejo fetichismo nipón. En los países fuertemente industrializados y capitalistas las relaciones de pareja estables cada vez son más difíciles y las personas más débiles para soportarlas. Nos estamos infantilizando y frecuentemente terminamos traumatizados para cuando llegamos a los 30 y pocos.
      Uno ve frecuentemente en la Red anuncios de personas buscando relaciones completamente superficiales y esporádicas.
      Así las cosas no me extrañaría que pronto nos rodeemos de pingüinos robot, cafeteras robot, muñecas/os robot para suplir la necesidad de lazos afectivos. Seguramente todo sucederá de una forma muy tenue y progresiva. Ya tenemos las mascotas robot que muchos padres defienden por ser menos dañinas y “sucias” que los perritos y gatos.
      De todas formas estoy contigo en lo de que se requiere un cierto grado de inadaptación social para suplantar completamente tus relaciones con otras personas por una muñeca.
      Gracias por comentar, espero leerte de nuevo por aquí.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
    • carlos dice:

      pero los japoneses tienen mas dinero que tu 😛 por ser un esfuerzo convertido a numeritos.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  4. ulises dice:

    Todavia no puede uno enamorarse de una muñeca sexual, pero si de una robot si esta puede tener inteligencia y sentimientos que si es posible pero aun no se ha desarrollado la tecnologia. Ahora la question esta si este robot autosuficiente y por lo tanto no quiera nada con el ser humano.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Seguramente lo primero que implementaríamos en un ser así sería la necesidad de interacción humana, tal y como nosotros mismos la poseemos de forma genética.

      Gracias por comentar.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*